¿QUE ES LA HIPNOSIS?

¿QUE ES LA HIPNOSIS? ¿PARA QUE SIRVE? ¿FUNCIONA RAPIDAMENTE? 
Llamamos “hipnosis” a una técnica de atención controlada, creada en una sesión de modificación de conductas a través de las sugestiones y la imaginación, que sirve para corregir errores cognitivos o lo que es lo mismo, formas equivocadas y perjudiciales de interpretar nuestra realidad. Sirve también para crear automatizaciones emocionales positivas nuevas.
Es la estrategia perfecta que ayuda a agilizar cambios personales que hemos ido posponiendo a lo largo de nuestra vida. Cuando se ha aprendido bastante bien, funciona instantáneamente y de forma completamente automatizada, lo que nos permite resolver al momento situaciones personales imprevistas.

¿SE PUEDE APRENDER LA HIPNOSIS?
Si. Se puede, y además: se debe. La hipnosis es un procedimiento que aplicamos en una sesión de coaching o en un training, precisamente para aprender a autogestionar y evaluar con sentido común nuestros contenidos existenciales. Los objetivos de este entrenamiento deben ser aumentar la seguridad personal, la autoestima, la persistencia, la astucia, la capacidad de motivarnos, la capacidad de evolucionar, etc. A este aprendizaje de autogestión lo llamaremos siempre “autohipnosis”. El hipnotizador tiene la obligación de enseñar a la persona lo que el sabe para que la persona sepa sin miedo autorregularse y depender de ella misma y aprenda perfectamente a hacer su propia autohipnosis.

¿PERDEMOS EL CONTROL DE LOS PENSAMIENTOS BAJO HIPNOSIS?
No. Ocurre precisamente todo lo contrario. El control lo estamos perdiendo lamentablemente ya durante nuestra vida cotidiana al caer en estados emocionales de angustia y dolor permanentes. Lo que es peligroso para nuestros propios pensamientos es no saber dominarlos y cabalgarlos, y dejar que en nuestra mente fluyan obsesiones, miedos e inseguridades descontroladas y permitir que estos bloqueen de forma absurda nuestro estado de ánimo y nuestros progresos existenciales. La hipnosis nos ayudara a controlarlos, clasificarlos y hacer que estos pensamientos actúen a favor nuestro. Tendremos la capacidad de seleccionar los mejores y apartar los que ya nos resultan conflictivos, inoportunos o molestos.

¿FUNCIONA BIEN LA HIPNOSIS PARA TRANSFORMAR LAS EMOCIONES? 
Si. La hipnosis es ideal para aplacar emociones indómitas y transformarlas en emociones tranquilas y lógicas. Cambiar el miedo por el valor, la inseguridad por seguridad, la rabia por la relajación, la angustia por la tranquilidad. No hay ningún proceso emotivo que realmente no podamos manipular bajo un estado de hipnosis.

¿COMO FUNCIONA LA HIPNOSIS? ¿CON QUE PARTE DE NUESTRA MENTE TRABAJA? ¿ES TAN UTIL COMO DICEN?
Podemos ilustrar el funcionamiento de la hipnosis automatizada asemejándolo como un mecanismo casi perfecto de relojería. Colocamos cada pensamiento, cada experiencia en su sitio. Le damos utilidad, le damos un motivo práctico. Lo aprovechamos. La forma de trabajar esta mecánica es clave para aprovechar al máximo las posibilidades de estos estados de atención. Distraemos los procesos de alerta del consciente a través de las conocidas “inducciones” y “profundizaciones” hipnoticas para poder trabajar con los automatismos del subconsciente que son los que manejan los hilos de nuestros pensamientos, emociones y conductas. En el subconsciente están todas nuestras costumbres, hábitos, adicciones y puntos de vista de las cosas. Bajo hipnosis entramos en nuestro subconsciente para hacer que esos puntos de vista funcionen a favor nuestro, no en contra nuestro que es lo que lamentablemente suele suceder.

¿NOS QUEDAMOS DORMIDOS EN HIPNOSIS? ¿SI OIMOS AL HIPNOLOGO ES QUE NO ESTAMOS BIEN HIPNOTIZADOS? 
No necesariamente. Algunas personas se quedan dormidas porque se relajan mucho durante la sesión y se duermen, eso ciertamente si es una señal positiva durante el proceso. Sin embargo la inconsciencia no es un requisito esencial que demuestre que hemos estado en hipnosis. Por ejemplo, si estuviéramos dormidos ¿cómo podríamos oír siempre la voz del hipnologo y saborear sus sugerencias? Las personas bajo hipnosis usualmente se dividen metafóricamente en cierto modo en “dos mitades” simbólicas internas. Una es la mitad que oye la voz del entrenador con toda comodidad, y la segunda es la mitad que disfruta de seguir las sugestiones positivas que se le ofrecen. El mito de la “inconsciencia total” ha sido potenciado equivocadamente durante mucho tiempo por las películas de cine y la TV y la verdadera hipnosis es mucho más que todo eso. Es darte cuenta de lo que tú quieres para hacer realmente lo que tú deseas.

¿QUE SENTIMOS EN ESTADO DE HIPNOSIS? 
Bienestar, relajación y una gran sensación de seguridad. Es un tiempo dedicado a nosotros mismos cuando estamos rodeados de stress y problemas. Unas vacaciones rápidas en cualquier momento y en cualquier lugar que nos revitalizan instantáneamente y nos hacen regresar con más fuerzas. Estamos agradablemente sorprendidos porque simultaneamos la percepción de estar muy tranquilos y cómodos al tiempo que aumenta nuestra seguridad y confianza internas para hacer cambios personales. Los que sean necesarios.

¿ENTRA TODO EL MUNDO EN HIPNOSIS? 
Si, solo hay que hacer que el hipnotizado aprenda correctamente el procedimiento. Cada persona necesita su propio tiempo en base a sus propias características. Las únicas personas que presentan en ocasiones resistencia son personas desconfiadas que no quieren colaborar con el proceso y que piden un cambio por el que en el fondo no están dispuestas a trabajar, en estos casos muy concretos y raros pierden el tiempo ellas y también hacen perder el tiempo al hipnologo

¿QUE ES UNA REGRESION HIPNOTICA? ¿SIRVE DE ALGO?
Una regresión es una estrategia cognitivo-conductista donde volvemos al recuerdo de un evento de nuestra biografía lejana. Si el recuerdo es doloroso ese regreso sirve para construir en el otra perspectiva emocional positiva asociada a el. Si vamos a revisitar un miedo, la regresión deberá conseguir que lo desdramaticemos y lo convirtamos –por ejemplo-, en una experiencia útil., Si volvemos a un conflicto personal, durante esa experiencia el entrenador nos programara en la mente nuevas perspectivas positivas que nos harán sentir como hemos evolucionado y aprendido frente a esa experiencia en puntos en los que probablemente nunca habíamos caído en cuenta. El objetivo es eliminar los sentimientos de culpabilidad y frustración aprendidos del pasado y cambiarlos por sentimientos de fuerza y seguridad personal. Aprender a recordar nuestro pasado sin temor y saber como integrar las valiosas experiencias incluidas en el, sobre todo las que más nos han dolido. La regresión se utiliza para comprender como evolucionamos y nos convertimos en personas sabias a través de las experiencias de la vida.

¿SIRVE LA HIPNOSIS PARA DEJAR DE FUMAR?
Desde luego. Bajo hipnosis o autohipnosis podemos crear órdenes motivadoras nuevas que nos permitan abandonar un hábito del que ya estamos hartos y del que no sabemos desprendernos. No solo eso, además, podemos permitirnos hacerlo escogiendo bajo dos opciones: dejar de fumar para siempre, o aprender a fumar solo en momentos puntuales de forma equilibrada sin tener que privarnos de ello. Aprendemos a borrar el síndrome de abstinencia y a cambiarlo por una emoción positiva que ocupe su lugar, la que nosotros elijamos. Miles de personas en todo el mundo ya han probado las ventajas de dejar de fumar con hipnosis.

¿SIRVE LA HIPNOSIS PARA DORMIR MEJOR?
Si. La hipnosis es la técnica mas perfecta y relajante para esta tarea como ya han demostrado miles de extraordinarios casos en todo el mundo. Si se hace bien los cambios deben notarse casi de inmediato. Al crear estados mentales y físicos de relajación creamos cambios químicos reales en nuestro organismo aumentando las segregaciones de endorfinas, serotonina o melatonina que colaboran en la creación de un estado de descanso nocturno ideal. Aprender a hipnotizarse para dormir es una experiencia fascinante porque nos ayuda además a desconectar de los pensamientos rebeldes que nos obsesionan, hacemos callar las “voces” internas y por decirlo así, las “enviamos a dormir”. .

¿ALIVIAMOS EL DOLOR CON HIPNOSIS?
Rotundamente si, y muchas personas lo ignoran. Resulta un gran analgésico en estados de fibromialgia, cefaleas o en inflamaciones. Los estados de atención controlada en estado de trance manejan dos variables; distraer la atención y transformar el significado de la mente que esta otorga al dolor. Al igual que pasa con el estado de sueño, aprendemos a crear pensamientos relajantes que generan modificaciones automatizadas de la química de nuestro cuerpo y muy especialmente de la forma afectada, creando un estado de “anestesia” natural. La hipnosis puede complementarse o combinarse perfectamente con cualquier otra técnica que se este utilizando para este asunto, se han hecho experimentos en laboratorios de todo el mundo que demuestran que la autohipnosis positiva favorece la creación de defensas de nuestro sistema inmunológico y nos ayuda a mejorar de forma satisfactoria nuestra salud.

¿SIRVE PARA CURAR MIEDOS O AUMENTAR LA SEGURIDAD?
Por supuesto. En una hipnosis aplicamos una desensibilización del miedo y creamos un estado de atención para perderle el respeto. Aprendemos incluso a reírnos de nuestros miedos. No importa de qué tipo de miedo estemos hablando, Todo es reprogramable dentro de la mente, desde un miedo fóbico a un tipo de animal que nos mordió de pequeños, a algún tipo de temor frente a un cambio personal en la vida que se nos avecina. Aprendemos que un suceso o una cosa no es realmente un problema insoluble, el conflicto esta en la valoración que hacemos de esa situación. Por tanto si resolvemos nuestro miedo ocurrirá de forma espontánea y natural un aumento de nuestra seguridad

¿LA HIPNOSIS SIRVE PARA AUMENTAR EL RENDIMIENTO LABORAL?
Efectivamente. La hipnosis sirve para programar una mente invulnerable a la fatiga y al desaliento. Nos creamos automatismos de observación para sentirnos más ágiles y astutos que las personas que nos rodean. Pasamos de las intrigas en el trabajo o de los compañeros traicioneros de la oficina. Aprendemos a abandonar los problemas afectivos y no importarlos a nuestra empresa. Tenemos control emocional y eso nos gusta. Tenemos invulnerabilidad a los pensamientos negativos y eso nos da ventaja sobre todo el mundo que nos rodea. Aprendemos a leer las miradas, los gestos, los comportamientos de los demás y a utilizarlos a favor nuestro. Tenemos recursos internos para crear nuevas ideas y aumentar nuestra imaginación, sabemos anticiparnos creativamente a las situaciones. Cuando hay un problema no nos paralizamos delante de el, por el contrario: Dejamos de posponer para pasar a la acción y creamos una gran habilidad social dentro y fuera del trabajo. Nadie nos nota que estamos resolviendo algo. Nadie. Todo esto es absolutamente real, quien aprende a controlar su mente se convierte en un triunfador. Quien no lo hace –no tiene porque gustarnos-, se convierte en un perdedor.

¿QUE ES ENTONCES UNA SESION DE HIPNOSIS?
Es programar la mente para el éxito. Un espacio de entrenamiento para hacernos fuertes y reprogramar con astucia y sentido común la mente y los pensamientos que hay en ella. Es bueno comparar cualquier sesión o seminario de hipnosis con el entrenamiento físico en un gimnasio. Podemos ir al mejor gimnasio mas afamado y prestigioso del mundo y tener el mejor entrenador disponible para nosotros, entonces este analizara nuestras variables y en base a ellas nos dará sus sabios consejos y nos dará los ejercicios correctos para que cambiemos rápidamente el estado físico de debilidad por uno de buena tonificación muscular en un plazo lo mas breve posible, y, efectivamente, al efectuar estas tareas en muy poco tiempo notaremos las agradables sensaciones en nuestro cuerpo de estar aplicando lo que se nos ha dicho. Aumenta nuestra salud, nuestra fuerza física, y nuestra agilidad mental y buen animo. En una sesion de hipnosis el proceso es prácticamente idéntico. Pero trabajaremos con los “músculos” de la mente, no del cuerpo. Las persona que acuda a ella se sentirá segura, cómoda, muy relajada y atendida por buenos profesionales que tocan exactamente el tema que ella necesita y le enseñan como cambiar. Pero la persona deberá llevarse los deberes a casa y aplicar exactamente lo que se le ha dicho que tiene que hacer para mantener las mejora que ha percibido durante la sesión de hipnosis, al hacerlo la vida de la persona comienza a cambiar por fin de verdad y a aplicarse la autohipnosis sin necesitar finalmente a nadie. El resultado serán unos cambios positivos en la vida afectiva, social o profesional tan grandes como la persona nunca podía haber imaginado que eran posibles…

¿CUANTO TIEMPO TENEMOS QUE EMPLEAR EN UNA SESION PARA CONSEGUIR RESULTADOS?
Menos del que los mas pesimistas y mal informados se imaginan. Dependerá de la capacidad de trabajo de cada persona. Podemos cambiar el hábito que nos perjudica instantáneamente, al cabo de unas horas o durante el transcurso de unos días, ¿Qué determina estos resultados? Que apliquemos correctamente los ejercicios que nos proporcionan los trainings. Hay quien consigue hacerlo en una sesión, hay quien necesita varias, pero toda la persona que se toma la molestia de aprender la técnica y de trabajar por ella consigue cambios que otras personas no conseguirán lamentablemente en toda su vida.

¿A QUE PERSONAS LES CUESTA HACER CAMBIOS EN HIPNOSIS?
A los que no les gusta trabajar ni responsabilizarse. Pero esto les ocurrirá también en otras áreas y tareas de la vida. En un gimnasio el entrenador no coge las pesas por nosotros ni es el entrenador el que se dedica a hacer flexiones por nosotros. Quien hace los ejercicios correctamente consigue resultados formidables y únicos. Quien no lo hace continúa lamentándose porque “la vida” lo trata mal.

¿ES LA HIPNOSIS UNA PRÁCTICA EXCLUSIVAMENTE MÉDICA? ¿QUIEN TIENE DERECHO A HACER HIPNOSIS?¿FINALMENTE, COMO SE RESUME LA TAREA DE UN BUEN ENTRENADOR DE HIPNOSIS?
La hipnosis es un estado natural de concentración de la atención fácil de aprender y no es una práctica médica, aunque en ocasiones colabora como un valioso apoyo de eficacia total en alguna de ellas. ¿Quién tiene derecho a practicar la hipnosis? Todo el mundo lo tiene, y no hace ninguna falta ser un sofisticado experto en el funcionamiento del cerebro humano para ello, las cosas afortunadamente son mucho mas sencillas. Del mismo modo que podemos accionar el mando a distancia de nuestro televisor y hacer funcionar los canales que hay en el para ver nuestro programa favorito, no nos requerimos para ello que también sepamos montar y desmontar un televisor, ¿verdad? Seguramente conducimos correctamente nuestro automóvil. Pero no tenemos que ser unos técnicos perfectos en mecánica para poder manejar el volante y la palanca de cambios. Imagínese que para conducir su vehiculo, para comprarlo o para sacarse el carnet le hubieran exigido saber montar y desmontar motores a la perfección. Con el uso de la mente sucede algo parecido. No debemos ser unos expertos neurobiólogos para aprender a cambiar los “canales” de nuestra mente para poder tener una relación equilibrada con nuestra pareja, nuestros amigos o nuestros compañeros de trabajo. No tenemos porque saber como interaccionan las neuronas entre si para actuar con sentido común, lógica y prudencia, se trata de saber “sintonizar” los canales que nos gustan y dejarlos como predeterminados para disfrutar de forma permanente de ellos. Esos “canales” están emitiendo en abierto y están disponibles de forma continua. Todo el mundo puede “sintonizar” su canal de hipnosis particular: aprender a actuar con calma, tranquilidad, saber observar, saber interpretar situaciones, actuar con respeto hacia los demás, saber crear iniciativas que nos motiven, aumentar nuestra seguridad y nuestra creatividad para ser mejores personas, mejores hombres y mujeres, mejores, hijos o hijas, trabajadores o empresarios etc. Todo el mundo tiene derecho a “resintonizar” los canales que ya no le gustan: eliminar focos de ansiedad que paralicen nuestros progresos personales, borrar miedos y procesos de angustia, culpabilidades, adicciones, rabia contenida, pensamientos obsesivos etc. Todos tenemos derecho a cambiar estos “canales”, estas construcciones de atención molestas, incomodas, y cambiarlas por otras. Todos tenemos derecho a utilizar nuestras experiencias de la vida para crear nuevas programaciones de patrones automatizados de interpretación de la realidad y del comportamiento que queden almacenados en nuestro subconsciente a favor nuestro y nos proporciones mas felicidad, prosperidad y éxito en la vida. Todos tenemos derecho a aprender autohipnosis para aprender a ser “nosotros mismos”. Los entrenadores de hipnosis tenemos una tarea muy sencilla pero también muy agradable: enseñar a las personas a usar su propio “mando a distancia” para que aprendan por si mismos a buscar canales dentro de su mente que sean de su agrado y satisfacción.

Joan Torrents

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Please follow and like us:
A %d blogueros les gusta esto: